Técnica fotográfica. La regla de los tercios.

En fotografía, la regla de los tercios es la que divide a una imagen en nueve partes iguales.   Si trazamos dos líneas horizontales y otras dos verticales, de forma que la fotografía quede dividida en nueve partes, que serán iguales, los cuatro puntos formados por las intersecciones de esas líneas son los usados para colocar los puntos de interés de la fotografía.

Cada uno de los cuatro puntos resultantes son denominados puntos fuertes y sobre ellos es donde debemos colocar la parte más importante de nuestra foto.

Es una técnica que se emplea tanto en los paisajes como en los retratos.   En los paisajes se debe colocar la linea del horizonte sobre una de las lineas de fuerza, en la de abajo si queremos resaltar las nubes y en la de arriba si lo más importante es el paisaje.   En los retratos el punto fuerte suelen ser los ojos que se deben solocar igualmente sobre uno de los puntos fuertes.
La tendencia general de todas las personas que cogen una cámara fotográfica siempre es la misma, colocar al sugeto u objeto a fotografiar en el centro de la imagen.    Se debe intentar aplicar siempre la regla de los tercios en la composición fotográfica, aunque también se aplica a la pintura y al cine y sabremos que hemos conseguido dominarla cuando en el momento de realizar una toma fotográfica no pensemos en ella para nada.
Como toda regla, también tiene su excepción, como son las composiciones simétricas, teniendo en cuenta que al principio del aprendizaje se deben observar todas las reglas de composición para luego, cuando ya se dominan, poder experimentar saltándoselas.

En las dos fotos que acompañan a este artículo, vemos como se ha aplicado la regla de los tercios.

En la foto de la flor, el punto fuerte está situado en el círculo de abajo a la derecha, quedando el resto de la fotografía en desenfoque, lo que nos obliga más a fijarnos en el punto dominante.

En la segunda fotografía, de composición vertical, vemos que tiene dos puntos fuertes, uno principal y otro secundario.     El punto fuerte principal es la cabeza del perrito, situado en el círculo superior izquierdo y el segundo punto fuerte, el secundario, está situado en el círculo inferior derecho.

Y os preguntaréis… ¿por qué es un punto fuerte?.    En las fotografías, un punto fuerte siempre es la zona más iluminada, porque la vista siempre se dirige hacia esa zona.     En este caso, se ha conseguido una composición de puntos fuertes en diagonal, ayudado por la mirada del perrito, que dirige la vista en esa dirección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s