BANDA AZKOAGA. ENCARTACIONES

Con motivo de la conmemoración del 812 Aniversario de la Fundación de la Villa de Balmaseda, la Banda Azkoaga de las Encartaciones actuó en el Klaret Antzokia de la Villa el día 23 de enero, con un gran éxito de público, que llenó el aforo de la sala.

Banda Azkoaga

Además de conmemorar el Aniversario de la Villa, este concierto fue en homenaje a dos compositores balmasedanos, que en los años 40, 50 y 60
del siglo pasado dirigieron la Banda Municipal de Balmaseda. Se trata de J. Alejandre y J. Aniquín.

Julio Lanuza. Director Banda Azkoaga

La Banda Azkoaga, está dirigida por Julio Lanuza desde enero de 1993, fecha en la que terminó sus estudios de Dirección de Orquesta y se hizo cargo de la Banda. Está formada en la actualidad por 33 músicos aficionados de las Encartaciones, la mitad de los cuales son de Zalla y la otra mitad de Balmaseda. Cuentan, entre otros, con los siguientes instrumentos: clalrinetes, flautas, saxos, bombardinos, trompetas y una sección rítmica con bajo eléctrico, aunque, como nos dice su director Julio Lanuza, les gustaría contar con algún oboe, trombón, saxo barítono y fagot, instrumentos que no han sido utilizados por los encartados, por lo que se hace difícil encontrar músicos que estén dispuestos a tocarlos.

Banda Azkoaga

Han realizado actuaciónes principalmente en la comarca, sobre todo en las localidades de Zalla y Balmaseda, aunque también lo han hecho en la Feria de Muestras de Bilbao y en la localidad de Cortes de Navarra. Hicieron un concierto con el Grupo Oskorri y recientemente, también dan conciertos con la Coral Kolitza de Balmaseda, como en las pasadas navidades.

Cartel Banda Azkoaga

IGLESIA Y CONVENTO DE SANTA CLARA

A mediados del siglo XVII, el oriundo balmasedano D. Juan de la Piedra y su mujer Dña. Magdalena de Burgos, donan los fondos necesarios para la construcción de la iglesia y el convento de las religiosas franciscanas clarisas en Balmaseda y lo dotan de una cantidad anual para su mantenimiento.   El conjunto es construido extramuros, en la salida situada al oeste de la Villa, junto al arroyo que viene de Pandozales y cercano a una de las siete puertas abiertas en las murallas de la Villa, en el camino hacia el Valle de Mena.   Las obras del convento finalizaron en el año 1662 y la iglesia fue terminada en el año 1675.

Parque, Iglesia y Convento de Santa Clara. Balmaseda (Autor: Pikizu)

A finales de los 80, las monjas clarisas, que habían estado presentes en la vida de Balmaseda durante más de tres siglos, abandonan el convento que, tras ser desalojado su interior queda reducido a ruinas aunque los muros de sillería se mantuvieron intactos.

Interior Convento Santa Clara (Claustro) (Autor: Pikizu)

Después de estos años de abandono, mediante un acuerdo con el arzobispadoa a finales de los noventa, el Ayuntamiento de Balmaseda se hizo cargo de la iglesia para convertirla en museo y el convento fue adquirido por un particular hostelero del Valle de Mena para ser reconvertido en hotel y restaurante.

Interior Convento Santa Clara (Autor: Pikizu)

Bello templo, exponente del arte barroco. Se trata de una iglesia amplia de una sola planta, en cuyo centro se eleva una cúpula, elemento propio del barroco, con una modesta linterna; la cúpula se apoya sobre cuatro arcos
de medio punto con las columnas adosadas a la pared.

Interior Iglesia Santa Clara (Autor: Pikizu)

En la pared del fondo se encuentra el Coro, usado por las monjas clarisas, con una artística balaustrada de hierro forjado, en la que hay un órgano barroco, de la época del templo, situado en un lateral.

Organo Barroco Iglesia Santa Clara

El ábside está ocupado en su totalidad por un retablo dedicado a Santa Clara, imitadora de San Francisco de Asís. Es un retablo barroco, con abundante decoración naturalista, con frutas y hojas carnosas y con un remate dedicado al Calvario.    Llama la atención sus grandes cornisas muy del gusto barroco y sus grandes columnas salomónicas trepadas con vides que forman las tres partes del retablo.
Posee otros retablos de interés, como el de San José, San Pedro de Alcántara y el de Nuestra Señora, cuya parte central, está ocupado por un valiosísimo cuadro dedicado a la Madonna con el Niño. El retablo de la Inmaculada es de la primera mitad del siglo XVIII y lo preside una bellísima talla de la Inmaculada, de la que se conserva una copia en la iglesia de San Severino.

Centro de interpretación del Vía Crucis Viviente de Balmaseda.

La iglesia de Santa Clara más tarde pasó a ser la sede de Enkartur, sociedad encargada de la gestión turística de Las Encartaciones, hasta que desde fechas recientes, es la sede del Museo dedicado a la Interpretación de la Semana Santa de nuestra Villa, donde se exhiben los trajes de los personajes principales junto a algunos de los “pasos” que salen en las procesiones del Jueves y Viernes Santo balmasedano.

Ecce Homo

Destacan importantes tallas, como la imagen del ” Ecce Homo ” construida en el año 1.922 por Lorenzo Coullat Valera y que goza de una gran estima de los balmasedanos, la Dolorosa, San Juan, el Azote, la Urna y, más recientemente, se han recuperado algunos pasos por medio de donación popular, como en el caso del Descendimiento.

La Dolorosa

La Urna

En el comulgatorio de las monjas clarisas, sala contigua al templo y en el coro, la Asociación Pro-Vía Crucis Viviente, organizadora de la Pasión Viviente, guarda los trajes y otros enseres necesarios para la escenificación de la Pasión de Jesucristo en la noche del Jueves y la mañana del Viernes Santo.

Guardia Romana

Sacedortes del Sanedrin

Frente a la puerta de acceso al templo y a lo largo de toda su fachada, así como de la del convento, se escenifican algunos de los actos de la Pasión Viviente de Balmaseda, el famoso Vía Crucis.

Virgen Maria, Magdalena y Veronicas

Hasta hace pocos años, se representaban la mayoría de los actos del Vía Crucis, hasta que se pasaron los de la noche del Jueves Santo a la Plaza de San Severino, quedando los de la mañana del Viernes Santo, teniendo lugar la representación del juicio ante Poncio Pilato y el comienzo de la Vía Dolorosa.

Poncio Pilato y Senadores

PLAZA ZUBI ZAHARRA. BALMASEDA

El lunes 21 de marzo, con el comienzo de la primavera, se inauguró en Balmaseda un nuevo espacio público junto al Puente Viejo, la Plaza Zubi Zaharra.    Tras las obras de derribo y reconstrucción de los antiguos Juzgados y la Cárcel de la Villa encartada, se ha ensanchado la calle que va desde el Cubo hasta el Puente Viejo, ganando el terreno a lo que fue el patio de la cárcel, derribando el alto muro y empedrándola con adoquines.

Plaza Zubi Zaharra. Balmaseda

Para ubicar la nueva plaza, se ha derribado asimismo el alto muro que cerraba los terrenos de la mitad de la huerta de la Residencia León Trucíos, quedando el espacio liberado para la nueva Plaza Zubi Zaharra, junto al Puente Viejo.

Plaza Zubi Zaharra. Balmaseda

Se ha ajardinado el espacio, dotándolo de bancos y arbolado para el reposo y contemplación de nuestro más emblemático monumento.    Como elemento decorativo se ha colocado una enorme b, que es el logotipo actual del Ayuntamiento de Balmaseda, simulando la torre y el arco central del Puente Viejo y en su base el reflejo en el agua.    Este logotipo, emula al conocido “Puppy” del Guggenheim de Bilbao, al estar compuesto por una serie de pequeñas macetas, con lo que, tendrá distinta decoración según las épocas del año.

Plaza Zubi Zaharra. Balmaseda

Desde este espacio, la vista del Puente Viejo es impresionante, al estar a la misma altura del arco y quedar de fondo el Parque de Los Tilos y la construcción antigua (reformada) adosada al Puente Viejo.   En los próximos meses veremos muchos fotógrafos realizando su particular visión de este magnífico monumento
desde este nuevo punto de vista .

Plaza Zubi Zaharra. Balmaseda

Es de agradecer a la Corporación Municipal, el haber ganado este espacio público, situado en una zona privilegiada, para el uso y disfrute de todos los balmasedanos y foráneos que nos visiten, ya que, al estar situado a orillas del río Cadagua y tener tan extraordinarias vistas, será un lugar muy visitado en cuanto el tiempo lo permita.    Luego, habrá que esperar a que el arbolado adquiera el desarrollo necesario para que proporcione sombra en las calurosas tarde veraniegas, al estar la plaza orientada al sur.

Plaza Zubi Zaharra. Balmaseda. (Autor: J.A. López "Lulio")