Fotografiando las estrellas.

Se me ocurrio el pasado verano.    Era una noche despejada, con un cielo totalmente cubierto de estrellas, y sentado en la terraza de casa con un cubata en la mano, me quedé mirando a las estrellas y no sé porque caminos estelares se fué mi imaginación, que estuve mas de una hora absorto con el cielo estelar.    Entonces se me pasó por la cabeza cómo podria reflejar aquello en una foto.    Lo cierto es que para mí no era nada fácil, ya que nunca había hecho una foto al firmamento ni se me había ocurrido.    Empezé a madurar la idea, dando posibles soluciones a todos los problemas que se presentaban, que eran muchos, ya que las condiciones necesarias para hacer una foto de las estrellas, son muchas, y no dependen solamente del fotografo, sino, principalmente de unas condiciones meteorologicas favorables, como ausencia de nubes, de viento y muy importante, que no haya contaminación lumínica urbana ni de la luna.

Esperando que el tiempo fuera favorable y la luna estuviese en fase de luna nueva, que es cuando menos luz proyecta, decidimos irnos una noche que estaba bastante despejada al Kolitza, para evitar la contaminación del pueblo.    La sorpresa que nos llevamos fué muy grande al comprobar que la contaminación de luz que proviene tanto de Balmaseda como de Zalla es enorme, tanto es así, que estuvimos a punto de marcharnos porque no nos parecia viable, pero ya que estábamos allí ibamos a seguir adelante a modo de prueba.    Yasí lo hicimos.    Comenzamos a preparar los tripodes con las máquinas, buscar un punto donde pudiesemos coger la mayor parte de cielo y a poder ser, que saliese también la ermita.    Nos llevó mas de media hora los preparativos y hacer alguna foto de prueba hasta que nos pareció que podría valer.    Y comenzamos hacer fotos de 30 segundos de exposición y otros 30 de intervalo entre foto y foto, es decir, cada minuto haciamos una foto, con 30 segundos de esposición y 30 segundos de intervalo.    Al cabo de una hora teniamos sesenta fotos, todas iguales, con el mismo encuadre ya que no se puede mover la máquina para que no se desenfoque la imagen.    Recogimos todos los trastos y para casa.    Era la una y cuarenta y cinco minutos de la madrugada.

Al dia siguiente vimos los resultados de la noche y bueno, después de fusionar las sesenta fotos, el resultado fué el que vemos, que a pesar de todo, no ha quedado tan mal como pensabamos.    En ella aparecen las estelas que dejan las estrellas al moverse (ya sabemos que las estrellas no se mueven, ya que la que se mueve es la Tierra, pero como tomamos como referencia la Tierra, aceptamos que quien se mueven son las estrellas) formando circulos alrrededor de la estrella Polar que en la foto aparece arriba a la izquierda, que al estar en el norte gegráfico con respecto a nuestro planeta, es la única a la que  no se aprecia movimiento siendo su posición estática.

No obstante, lo vamos a repetir en otro lugar con memnos contaminación lumínica, pero hay que esperar a que las condiciones sean lo más favorables posible.    Si algún aficionado quiere apuntarse a esta aventura, no tiene nada más que pasar por los locales del club de fotografía en la Kultur-Etxea, que estaremos encantados de que nos acompañen, pero eso sí, es obligatorio un trípode por las exposiciones tan largas y ganas de pasarselo bien.

Un saludo a todos y hasta la  próxima aventura, que ya os contaré cómo ha ido.

Entrega de premios del concurso fotografico Mercado Medieval.

El pasado 30 de junio,tuvo lugar la entrega de premios del concurso fotográfico Mercado Medieval de Balmaseda en su cuarta edicción.El acto tuvo lugar en la sala de exposiciones de la Kultur-Etxea, y a él acudieron miembros del grupo fotográfico Fotskylight de Balmaseda,representantes del departamento de cultura del Ayuntamiento,el jurado calificador del concurso,y un nutrido grupo de aficionados a la fotografia,que no quisieron perderse el evento.Los ganadores de este año han sido los siguientes:

Primer premio, Angel Martinez Ochoa,con la fotografia “El mendigo”.

Segundo premio, Iker Otaola Larrea,con la fotografia “El soplador”.

Tercer premio, Juan Mª OtaolaExpósito,con la fotografia “Equilibrista”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los premios consistentes en material fotográfico y diploma acreditativo,fueron entregados por los miembros del jurado,que resaltaron  la calidad de todas las fotos y las dificultades que tuvieron para elegir las ganadoras.

Despues de las fotos de rigor,hubo una animada charla mientras se degustaba un vino ofrecido por la organización.

Adjuntamos las fotos del acto, y solo nos queda felicitar a los ganadores,asi como a todos los presentes

al acto y como no, a todas aquellas personas que han hecho posible esta edicción.

Felicidades y    Hasta el próximo año.