Entrevista a la pintora balmasedana MªPilar Sanchez Sanz.

Hoy vamos a hablar de pintura y esta vez lo hacemos con la pintora Balmasedana  Mª Pilar Sánchez Sanz, que se ha hecho un hueco en el difícil mundo de la pintura gracias a su extraordinaria vena artística, consiguiendo plasmar en cada una de sus obras lo que ha aprendido, primero de forma autodidacta y más tarde, en el estudio de pintura de Fuensanta. Nos comenta, que su llegada a la pintura fue a través de la fotografía, de la que era una gran aficionada, ya que desde niña, se sentía atraída por los contrastes de  las luces y las sombras, siendo la primera mujer inscrita como socia en el club de fotografía Fotoskylight de Balmaseda, fundado a finales de  los años setenta del pasado siglo. La técnica que emplea es el acrílico y la temática variada, en sus obras se aprecia el sentimiento y la estética pictórica que imprime en cada uno de sus lienzos, llevándola a conseguir el primer premio local en el concurso nacional de pintura de Balmaseda. Se considera pintora realista, aunque también domina perfectamente el impresionismo y referente a la temática, su preferencia es el retrato.

Tiene unas treinta obras terminadas y ha expuesto en la sala del Antzoki de Balmaseda pero como ella misma dice “es muy difícil vivir de la pintura hoy día si no tienes un nombre, o estás apadrinada por alguien importante, pero, algunas cosas se van haciendo”.

Preguntada por sus pintores de referencia, no duda en señalar como sus principales referentes, a Velázquez y de los contemporáneos, su máximo exponente es Antonio López, con el que tuvo la ocasión de charlar en la exposición de pintura que ofreció en el museo de Bellas Artes de Bilbao el pasado año, y Lazcano.

Mª Pilar se considera una enamorada de la pintura, y a pesar de tener una discapacidad (parálisis braquial) que la impide mover el brazo derecho, (el bueno), no ha sido obstáculo para desarrollar esta labor, teniéndose que acomodar a las circunstancias  de la enfermedad en la medida en que ésta ha ido progresando, todo un ejemplo de amor propio ante las adversidades, digno de alabar.

Desde esta página, nuestro reconocimiento, con el deseo de que un día podamos ver su obra colgada en una galería de arte o un museo, no dudando de que así será.

Gracias Pili.

Aquí dejamos una pequeña muestra de su obra.

Reportaje fotográfico:  Fotoskylight.    (Balmaseda)