Resultados concurso 2º Trimestre: PRIMAVERA y LIBRE

Jurado técnico (Componentes del Club Fotográfico de Amurrio)

Se ha solicitado a un grupo de fotógraficos del club fotográfico de Amurrio que emitiera un fallo “técnico” , con el siguiente resultado:

1º premio. Puente  Autor: Luis Mª Hidalgo
2º premio. Playa en Cadiz   Autor:  Fernando Vallejo
3º premio. Encarceladas   Autor: Javier Barrutia
Puente

Puente (Luis Mª Hidalgo)

Playa en Cadiz

Playa en Cadiz (Fernando Vallejo)

Encarcelados

Encarcelados (Javier Barrutia)

Desde aquí felicitar a los ganadores y recordar que tendremos concurso en el 3º Trimestre con la temática VACACIONES DE VERANO y RETRATOS pudiendo presentar cada participante 2 fotos de cada temática.
ZORIONAK a los ganadores y al resto agradeceros la participación, MUCHAS GRACIAS Y A SEGUIR PARTICIPANDO.
Un saludo.

Barrio Las Tenerías. Balmaseda

Este barrio se emplaza en la margen derecha del río Cadagua y se accede a él cruzando las vías del ferrocarril de FEVE, antaño ferrocarril de La Robla.   Tenerías conecta a su vez con varios puntos de interés para los vecinos de la Villa como son el Instituto de enseñanza secundaria, en el Bosque,  y el Cementerio municipal de Balmaseda – a través de Travesía Valbuena- , así como con otros barrios (Sobremercado) o caseríos como La Cantera.  Lo cruza un arroyo que desemboca en el río y en lo alto del barrio hubo en su día una ermita ya desaparecida, con advocación a San Benito.

Balmaseda en la baja edad media se asentaba prácticamente en su totalidad en la margen izquierda del Cadagua,  rodeada en todo su perímetro por una muralla que discurría a la orilla del río y que la protegía de ataques externos y crecidas de caudal.  Tenerías era, por tanto, uno de los barrios que quedaban situados extramuros y al otro lado del río.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías realizadas por RokeBalma.

Precisamente el hecho de que el barrio estuviera separado del casco urbano y además surcado por un arroyo pudo ser determinante para que se asentara en él el gremio de curtidores de pieles, puesto que esta actividad artesanal conllevaba molestias para los vecinos y se solía realizar fuera de los centros urbanos, debido a los productos empleados (cal viva) en el tratamiento y curtido de las pieles y al olor nauseabundo que se desprendía en el proceso.

Es probable que el taller ubicado aquí fuera destinado a una pequeña producción para el autoabastecimiento de la zona.  En él se fabricarían delantales de cuero y botas para uso de los artesanos de otros gremios como los ferrones, artesanos del cobre, caldereros, etc.,  y también se hacían arreos para los animales.

De esa actividad artesanal salieron a la luz en el año 2.007 restos importantes que datan del siglo XVI,  y que en opinión de los arqueólogos son los mejor conservados de ese tipo en el País Vasco.  Se trata de dos “noques”  completos,  esto es, moldes de planta circular en los que se metían a remojar las pieles con agua y cal viva para poder trabajarlas mejor. También una pila rectangular y parte de otra  para la tintura de las pieles.

Hoy en día,  el barrio está a la espera de una remodelación urbanística que mejore el acceso al mismo y su fisonomía,  y se está estudiando el mejor modo de habilitar la zona para que estos restos de la antigua curtiduría puedan ser accesibles y visitados,  recuperando así para la memoria colectiva una de las actividades artesanales que se dieron en Balmaseda desde  época medieval.

Barrios de Balmaseda. Pandozales.

EL BARRIO DE PANDOZALES

Situándonos en la Plaza de Los Fueros, siguiendo la calle Félix de La Torre y posteriormente la calle Virgen de Gracia, después de una travesía de 1,5 Km. llegamos al barrio de Pandozales.
La carretera que comunica Balmaseda con el barrio de Pandozales, en un principio se proyectó como la comunicación vial con el valle de Carranza, pero posteriormente fue desechado ese proyecto, finalizando la carretera en el barrio de Pandozales.  A partir de allí, continúa un camino forestal que lleva hasta la ermita de Kolitza.

Hay muchos balmasedanos aficionados a pasear hasta este barrio cuando el tiempo lo permite, ya que se trata de un recorrido muy agradable, en contacto con la naturaleza y de muy poca dificultad.

Autor:  Pikizu
Panorámica completa del barrio de Pandozales

A partir de Las Laceras existen números bancos donde sentarse a descansar, tomar el sol, leer o charlar, según las preferencias y recientemente, se han colocado farolas hasta el mismo barrio de Pandozales.
Es un barrio eminentemente agrícola y ganadero con una especial incidencia de los viñedos, dedicados a la producción de txakoli local, sin denominación de origen.

Los antiguos caseríos de la zona han sido restaurados, manteniendo el estilo tradicional y se han construido varios caseríos nuevos ocupando el terreno de lo que antaño fueron huertas.

En el barrio se encuentra la ermita de San Isidro, patrono de los labradores, de reciente factura y en su interior podemos observar una preciosa talla del santo, restaurada por Txus Osegui y Marian Barcenilla.    Se celebra la fiesta patronal el 15 de mayo, festividad de San Isidro labrador con una misa en su honor y un aperitivo ofrecido por los vecinos del barrio.