Técnica fotográfica. El retrato 2

Aunque genéricamente hablemos del retrato  como la fotografía del rostro  de una persona, su esencia va mucho más lejos.    Un retrato implica la participación de muchos elementos y la perfecta armonía de todos ellos.    Desde el equipo a emplear, hasta la complicidad del modelo ya sea profesional u ocasional.    Si hay una foto que transmita un sentimiento, ese es el retrato.

Retratos los hay de muchos tipos, pero es evidente, que no es lo mismo un retrato en un estudio profesional con una top model y un equipo de muchos miles de euros, que el que se hace en la calle a un niño o a una persona mayor, la diferencia es abismal y sin embargo también puede competir, por la composición o por los rasgos del modelo.

Lo que hoy voy a comentar es el retrato sencillo, el que podemos hacer todos en la calle de una ciudad o en un pueblo, con una cámara cualquiera, ese retrato espontáneo, con un alto grado de improvisación  que te llama la atención.    Para estos retratos que se hacen en la calle hay que tener en cuenta la luz que haya en ese momento, que no sea frontal, sino mas bien lateral, lo ideal sería que incidiera a una unos 45 grados sobre el rostro ya que se crea una sombra agradable.    La cámara debería estar a la altura de los ojos ya que si picamos la foto, nos saldrían unas sombras alargadas que serían anti estéticas debajo de los ojos y la barbilla.    El enfoque será en los ojos ya que es en lo primero que uno se fija a la hora de mirar un retrato o al ojo más cercano si el modelo no está de frente.

Hace unos días, dando una vuelta por unos pueblos del entorno, me encontré con un señor sentado a la puerta de su casa fumándose una pipa y no pude resistir la tentación de hacerle un retrato, ya que su rostro me llamó la atención por las huellas que el tiempo había dejado.    Entré en conversación con él, hablamos del pueblo en el que hace cincuenta años eran trescientos vecinos y ahora quedan nueve personas, de lo que ha cambiado la vida y de todas esas cosas que se habla con la gente mayor.    Al final, le pedí hacerle una foto a lo que accedió sin ningún problema, lo digo porque a mí me gusta pedir permiso a una persona antes de hacerle una foto y, la verdad es que normalmente casi todos acceden sin ningún problema.    Aquí os dejo las fotos, en color y en blanco y negro ya que para ciertos retratos esta técnica transmite más sentimiento.    Opinad vosotros.

Mercado medieval de Brañosera 2011

Fotografía digital y Photoshop

Desde que han llegado al mercado las cámaras de fotos digitales , hoy día es impensable salir  de casa para  hacer unas fotos , ya sean de vacaciones , o  de familia, o simplemente para dejar constancia de la visita que hemos realizado a cualquier parte y añadirla al álbum familiar ,  o la de los más peques en su cumpleaños , sin una cámara digital.    Las analógicas , osea . las  llamadas de carrete de revelado químico , han quedado obsoletas y ,  sólo quedan algunos fotógrafos románticos que  no quieren olvidar lo que ha sido su forma de trabajar durante toda su vida .    Pero lo cierto es que esta nueva forma de fotografía digital ,  ha revolucionado el mundo de la imagen multiplicando el numero de aficionados a la fotografía.

Las razones son muy sencillas .    En primer lugar la cámara te muestra al momento lo que has fotografiado , pudiendo repetir la foto si no ha quedado bien , luego , en el ordenador la puedes retocar un poco , si lo consideras necesario.

Y aquí es donde algunos discrepan de este tipo de foto argumentando ,  que con el ordenador ya no hacen falta fotógrafos ya que este lo hace todo.Lo cierto es que el ordenador tiene muchas herramientas para poder usar , pero siempre para dar más calidad a la foto , o lo que es lo mismo , para hacer que la foto sea más agradable a la vista , sin cambiar para nada el sentido de la foto.Hay circunstancias en las que uno ha ido a visitar un edificio singular  ,  un monumento en una ciudad a la que igual no vuelve , y se encuentra en la fachada con un un cartelón que dice :    Monumento en restauración.     Junta   provincial de XX .     Presupuesto …………..   Y te han chafado la foto .    Y para eso están las herramientas que ofrecen estos programas , se hace la foto y luego se corrige con el ordenador, y tenemos la foto , que de otra forma no la hubieramos hecho , o la tendríamos con el cartel de marras estropeando la foto.

En todos los oficios se usan herramientas , y cuantas más tenga , mejor quedará el producto que se  esté elaborando , y  más agradable nos parecerá  a la vista  cuando esté acabado, de eso se trata.

Aquí les dejo una fotografía tomada en la plaza nueva del Puente viejo de Balmaseda .    Es el mejor ángulo para esa foto , pero hay un problema , que una  farola del parque nos coge justo por el centro del puente , estorbando la visión del mismo .    En la otra foto , lo  que hemos hecho ha sido retirar la farola a un lado , que además de no molestar a la foto , se ha puesto en un lugar  donde  la embellece , la foto es más agradable a la vista , al menos yo la veo así .    Ahora os toca opinar a vosotros.

Espero vuestros comentarios.

Fotografiando las estrellas.

Se me ocurrio el pasado verano.    Era una noche despejada, con un cielo totalmente cubierto de estrellas, y sentado en la terraza de casa con un cubata en la mano, me quedé mirando a las estrellas y no sé porque caminos estelares se fué mi imaginación, que estuve mas de una hora absorto con el cielo estelar.    Entonces se me pasó por la cabeza cómo podria reflejar aquello en una foto.    Lo cierto es que para mí no era nada fácil, ya que nunca había hecho una foto al firmamento ni se me había ocurrido.    Empezé a madurar la idea, dando posibles soluciones a todos los problemas que se presentaban, que eran muchos, ya que las condiciones necesarias para hacer una foto de las estrellas, son muchas, y no dependen solamente del fotografo, sino, principalmente de unas condiciones meteorologicas favorables, como ausencia de nubes, de viento y muy importante, que no haya contaminación lumínica urbana ni de la luna.

Esperando que el tiempo fuera favorable y la luna estuviese en fase de luna nueva, que es cuando menos luz proyecta, decidimos irnos una noche que estaba bastante despejada al Kolitza, para evitar la contaminación del pueblo.    La sorpresa que nos llevamos fué muy grande al comprobar que la contaminación de luz que proviene tanto de Balmaseda como de Zalla es enorme, tanto es así, que estuvimos a punto de marcharnos porque no nos parecia viable, pero ya que estábamos allí ibamos a seguir adelante a modo de prueba.    Yasí lo hicimos.    Comenzamos a preparar los tripodes con las máquinas, buscar un punto donde pudiesemos coger la mayor parte de cielo y a poder ser, que saliese también la ermita.    Nos llevó mas de media hora los preparativos y hacer alguna foto de prueba hasta que nos pareció que podría valer.    Y comenzamos hacer fotos de 30 segundos de exposición y otros 30 de intervalo entre foto y foto, es decir, cada minuto haciamos una foto, con 30 segundos de esposición y 30 segundos de intervalo.    Al cabo de una hora teniamos sesenta fotos, todas iguales, con el mismo encuadre ya que no se puede mover la máquina para que no se desenfoque la imagen.    Recogimos todos los trastos y para casa.    Era la una y cuarenta y cinco minutos de la madrugada.

Al dia siguiente vimos los resultados de la noche y bueno, después de fusionar las sesenta fotos, el resultado fué el que vemos, que a pesar de todo, no ha quedado tan mal como pensabamos.    En ella aparecen las estelas que dejan las estrellas al moverse (ya sabemos que las estrellas no se mueven, ya que la que se mueve es la Tierra, pero como tomamos como referencia la Tierra, aceptamos que quien se mueven son las estrellas) formando circulos alrrededor de la estrella Polar que en la foto aparece arriba a la izquierda, que al estar en el norte gegráfico con respecto a nuestro planeta, es la única a la que  no se aprecia movimiento siendo su posición estática.

No obstante, lo vamos a repetir en otro lugar con memnos contaminación lumínica, pero hay que esperar a que las condiciones sean lo más favorables posible.    Si algún aficionado quiere apuntarse a esta aventura, no tiene nada más que pasar por los locales del club de fotografía en la Kultur-Etxea, que estaremos encantados de que nos acompañen, pero eso sí, es obligatorio un trípode por las exposiciones tan largas y ganas de pasarselo bien.

Un saludo a todos y hasta la  próxima aventura, que ya os contaré cómo ha ido.

Fotografía analógica

El club Skylight realizará unas jornadas de fotografía analógica abiertas a todos los socios. Aprovechando las instalaciones de que disponemos, vamos a dar marcha atrás en el tiempo 20 años y ofreceros la oportunidad de desempolvar vuestra vieja cámara analógica, ponerle un carrete en blanco y negro, y disfrutar de la emoción del proceso de revelado y positivado en laboratorio.

Probeta para mezclar líquidos y ampliadora para positivar negativos

Las actividad se desarrollará en tres/cuatro días a lo largo del mes de mayo y que se dividirán así:

  • Quedada en el local para cargar los carretes y salir a fotografiar en Balmaseda el día 14 de mayo a las 18h.
  • Quedada para fotografiar en Bilbao 16 de mayo.
  • Revelado del los carretes, el día 22 de mayo.
  • Positivado de los negativos, el día 26 de mayo.

Para participar será necesario que te apuntes pasando por el local (Balmasedako Kultur Etxean) o que nos escribas al correo electrónico: fotobalmaseda@hotmail.com

Os dejo unos enlaces a un par de páginas que describen más o menos el proceso que vamos a realizar:

www.soitu.es El grano es bello

www.drlux.cl Revelado manual

Animaros!!

Técnica fotográfica. Objetivos ojo de pez y angulares.

Los objetivos “ojo de pez” como los angulares extremos, proporcionan fotografías de una gran espectacularidad aunque su uso principal es para usos científicos, las cámaras de seguridad, la fotografía submarina y en los satélites meteorológicos.    Con este tipo de objetivos es imposible mantener la verticalidad y la horizontalidad de las lineas en toda la toma, siendo más acusada la curvatura en los laterales de la fotografia.    Es un tipo de objetivos que no están muy extendidos por su elevado precio.

Puente Viejo. Balmaseda. Autor: Pikizu.

Lo primero que nos llama la atención al observar un objetivo “ojo de pez” es la semiesfera del frontal, por lo que también se los llama “bola de cristal”. Las distancias focales de estos objetivos van de los 6 a los 16 mm.    Existen dos tipos de objetivos “ojo de pez” en el mercado, los de imagen circular y los de encuadre completo, que son los más empleados porque deforman menos las lineas.

Parque de los Tilos. Balmaseda. Autor: Pikizu.

Los de imagen circular crean una fotografía circular sobre el centro de la toma en un ángulo de 180º.    En las cámaras digitales de formato completo (sin factor de multiplicación por 1,6) la fotografía resultante es una imagen circular en el centro con una proyección hacia los lados y las esquinas sin exponer (algo parecido a una corbata de pajarita).

Puente Viejo. Balmaseda. Autor: Pikizu.

En cambio, los objetivos “ojo de pez” de imagen completa exponen todo el fotograma, obteniendo imagenes completas en una toma de 180º.    Para evitar la clásica distorsión de barrilete debemos mantener la cámara lo más horizontal o vertical que nos sea posible, colocando las lineas dominantes de la fotografía en el centro (saltándose la regla de los tercios), para obtener una toma con un aspecto más real.

Klaret Antzokia (Teatro Claret). Balmaseda. Autor: Pikizu.

Pero si lo que queremos conseguir es precisamente el efecto contrario, una total distorsión de la imagen fotográfica, entonces colocaremos las lineas dominantes en un extremo, con el horizonte en el margen superior o inferior, logrando una fotografía con la linea del horizonte totalmente curvada, más natural si la situamos en la parte superior al simular la curvatura de la Tierra.

Río Cadagua. Balmaseda. Autor: Pikizu.

Estos objetivos tienen la peculiaridad de tener una profundidad de campo muy elevada, saliendo todo enfocado, ya que ésta depende del diafragma empleado y de la distancia focal.    Cuanto más baja es la focal, mayor profundidad de campo obtenemos.    Otro factor importante a la hora de fotografiar con un objetivo “ojo de pez”, son los elementos que componen la toma, debido a los 180º de ángulo de visión y es probable que en las tomas verticales nos aparezcan edificios “colgados” del cielo en la parte superior o nuestros propios pies en la parte inferior.

Iglesia de San Juan. Museo Historia de Balmaseda.

Iglesia de San Juan. Museo Historia de Balmaseda.. Autor: Pikizu.

Todos los fabricantes de cámaras reflex digitales tienen en sus catálogos objetivos “ojo de pez” en sus distintas variantes.    Para poder apreciar la espectacularidad de las fotografías tomadas con estos objetivos es necesario disponer de una cámara de “formato completo”, puesto que un objetivo “ojo de pez” de 10 mm se convertirá en un angular de 16 mm en una cámara con sensor parcial (factor de multiplicación 1,6).

Paseo Martín Mendía. Balmaseda. Autor: Pikizu.

Los angulares extremos están situados entre las distancias focales de 15 y 30 mm siendo más utilizados por los fotógrafos, tanto aficionados como profesionales por ser más asequibles económicamente.    Proporcionan unas fotografías espectaculares con una menor distorsión circular que los “ojo de pez”.

Plaza de San Juan con la carpa. Balmaseda. Autor: Pikizu.

No son objetivos apropiados para la fotografía de retrato dada la alta distorsión de las formas que presentan, a no ser que nuestra intención sea precisamente realizar unas fotografías desde una óptica distinta a la habitual.

Retrato. Objetivo 15 mm. Autor: Pikizu.

Por último, hay que hacer una especial mención a la corrección de la perspectiva para lograr la verticalidad y horizontalidad de las tomas por medio de los programas de edición fotográfica, tipo Photoshop, que es tratado en el apartado dedicado a las técnicas y trucos del programa Photoshop.

https://fotoskylight.wordpress.com/2011/11/07/photoshop-correccion-de-la-perspectiva/

Técnica fotográfica. Composición con lineas y formas.

Es un efecto fotográfico denominado “pattern”, que consiste en repetir una serie de elementos gráficos, combinanado las formas y volúmenes, que teniendo en cuenta el enfoque y la iluminación, crean una imagen armonica.

Autor: J.A. López (Lulio)

Es un tipo de fotografía que resulta fácil encontrar en la arquitectura (ladrillos, tejados, ventanas, etc), pero también lo podemos encontrar en la piel de los animales, la naturaleza y los objetos que se repiten cíclicamente.

Autor: J.A. López (Lulio)

Se trata de una composición fotográfica básicamente de lineas.    Estas lineas pueden ser: verticales, horizontales, diagonales, quebradas. circulares, etc.    Son un elemento dinámico en la fotografía y por medio de ellas se puede dirigir la mirada del expectador hacia el elemento principal de la toma.    Todas las fotografías, en su esencia, están formadas por lineas, tanto si son lineas marcadas o de disposición de objetos en la fotografía.

Autor: Pikizu.

Para saber interpretar la composición por medio de lineas se necesita tiempo y práctica, pero una vez dominado este recurso compositivo lineal, se pueden transmitir mejor los distintos sentimientos y emotividades de las tomas.    Uno de los secretos de una buena composición fotográfica es el trabajo de las líneas que forman una escena.

Autor: J.A. López (Lulio)

Las lineas horizontales, son las más comunes de encontrar en la composición fotográfica y transmiten una sensación de estabilidad y serenidad.    Un claro ejemplo de esta composición son las fotografías de paisajes, que dividen la toma en dos mitades, siempre que se respete la “regla de los tercios”, colocando el horizonte en el tercio superior o inferior, nunca en el centro.    La repetición de lineas horizontales crea tomas con un ritmo de gran calma y sosiego.

Expo del agua. Zaragoza. Autor: Pikizu.

Las lineas verticales transmiten una sensación de fuerza, velocidad, crecimiento y poder.    Se encuentran en las fotografías de edificios, árboles, monumentos, etc.    Es una composición que se acentúa más en fotografías con formato vertical en las que se aumenta la sensación de altura o prolongación de las lineas.    Siempre hay que tener en cuenta que se debe mantener la verticalidad de las lineas con respecto a los lados de la toma, ya que las ligeras inclinaciones suponen una sensación de error importante.

Expo del Agua. Zaragoza. Autor: Pikizu.

Las lineas diagonales suelen ser lineas horizontales o verticales deformadas por la perspectiva, asociadas a la profundidad y la distancia.

Autor: J.A. López (Lulio)

Transmiten una gran sensación de inestabilidad, con el componente de movimiento y dinamismo al suprimir el sentido estático de la toma.   La sensación que producen es de una forma temporal, transitoria y antinatural, interpretándolas en una evolución hacia lineas horizontales o verticales.    El excesivo número de lineas diagonales que se cruzan en una composición fotográfica produce una sensación de caos y confusión.

Autor: Pikizu.

Se ha de tener en cuenta que una diagonal que corte la imagen de esquina a esquina, justo por el centro de la fotografía, podría ser sumamente agobiante.  Para mejores resultados intentar ubicar estas líneas diagonales fuera del centro de la escena; así como también es una interesante opción el uso de patrones curvos u ondeados que atraviesen diagonalmente la foto y logren los mismos efectos pero de una manera mucho más natural y agradable.

Autor: J.A. López (Lulio)

Compositivamente, el encuadre circular es muy arriesgado al estar totalmente centrado.    La composición circular siempre es una variación de otra toma rectangular.    Aun así, desde los principios de la fotografía se tiende a vinetear, enmascarar e incluso recortar las fotografías de forma elíptica, ovalada e incluso circular.

Autor: J.A. López (Lulio)

Las demás formas compositivas fotográficas :  lineas quebradas, radial, en cruz, triangular, etc. son mucho más complejas y complicadas, así que, para su dominio y utilización se requiere mucho tiempo consiguiéndolo después de haber dominado otras formas compositivas más normales.

Técnica fotográfica. La perspectiva.

La perspectiva es la forma de representar la profundidad y la distancia en una fotografía.    Se representa, principalmente, por la disminución del tamaño y grosor de los elementos repetitivos y por la convergencia de los elementos en un punto, denominado “punto de fuga”.    En los paisajes, la forma de representar la distancia es por medio de la diferencia del tono y del color.

Bodega. Autor: Pikizu

Paisaje con nubes. Autor: Pikizu.

En el primer caso, “la disminución del tamaño y grosor de los elementos repetitivos” o escala, es la representación gráfica de la distancia por medio del tamaño de los objetos fotografiados.    Esta disminución del tamaño es fundamental para representar la tridimensionalidad de una imagen bidimensional.    Un claro ejemplo de esta técnica es la de fotografiar una hilera de árboles que se pierden en la lejanía, una barandilla o una reja, etc.

La muralla de Ávila. Autor: Pikizu.

Hay que tener en cuenta otra regla fotográfica importante que es la de colocar el motivo principal justo en la confluencia de las lineas, en el denominado “punto de fuga o punto fuerte”.

Calle de Ávila. Autor: Pikizu.

Un ejemplo evidente de la composición con punto de fuga son los raíles del tren que siempre tiende a converger en un punto lejano, o una carretera recta fotografiada desde el centro de la calzada, donde vemos que las cunetas se juntan en la lejanía irremediablemente.

Carretera de montaña. Autor:Pikizu.

Las lineas convergen en el “punto de fuga” que puede estar situado en la propia fotografía o en un punto externo, fuera de los márgenes de la foto, en cuyo caso, la mirada nos llevará a ese punto.

Puente de Piedra. Logroño. Autor: Pikizu.

En cuanto a la representación de la distancia por medio del tono y el color podemos apreciar que los tonos claros se sitúan detrás de los tonos más oscuros, de esta forma, en una fotografía de un paisaje con bruma, cuanto más claro sea el tono de las montañas, más lejanas nos parecerán.    Esta forma de representar la distancia se denomina “perspectiva atmosférica” y nos sugiere que las diferentes distancias se encuentran en los diferentes tonos de los montes, por efecto de la bruma en la distancia.

El Pantano de Ordunte. Autor: Pikizu.

Otra forma efectiva de representar la distancia en la fotografía es por medio del “desenfoque selectivo”.    En esta técnica, los objetos se aprecian más o menos cercanos por medio de su enfoque.    Se puede colocar un objeto desenfoca en primer término con una gran superficie enfocada como tema principal y volver a desenfocar algún elemento que se encuentre más lejano.

El general Espartero. Logroño. Autor: Pikizu.

Hay un tipo de fotografía que no admite la representación visual de la perspectiva por medio de las lineas convergentes, como es la fotografía de arquitectura o de edificios, porque parece que se caen.

San Felices de Biblibio. Haro. La Rioja. Autor: Pikizu.

El problema que se presenta es que no tenemos suficiente espacio para fotografiar un edificio desde una óptica apropiada al tener que contrapicar en esceso y entonces se exagera la perspectiva. Entonces hay que recurrir a los objetivos descentrables, que son unos objetivos que se pueden modificar con respecto al plano focal de la cámara, corrigiendo la confluencia de lineas.

La figura. Autor: PIkizu.

Si lo que deseamos es precisamente acentuar la perspectiva, entonces utilizaremos los objetivos angulares, como son las focales entre el 15 y 24 que separan los planos de la fotografía, dando la falsa sensación de que el fondo está mucho más alejado con respecto al primer término.    El empleo de estos angulares extremos nos proporciona una gran profundidad de campo, estando todo enfocado, convinado con una convergencia de lineas, nos dará unas imágenes con una gran sensación de perspectiva.

Plaza Mayor. Ávila. Autor: Pikizu.

La perspectiva es el mejor procedimiento para crear una sensación tridimensional en una fotografía.

Técnica fotográfica. Fotografía nocturna.

Es una técnica que no es muy complicada en sí, tan sólo hemos que tener en cuenta que hay que realizar muy bien la medición, porque las cámaras automáticas tienden a equivocarse al tratarse de unas fotografías con marcados contrastes entre las luces y las sombras.    Hay que medir la zona de las luces más altas y compensar abriendo el diafragma en 1 ó 2 puntos, dependiendo del contraste, de esta manera, las luces altas nos quedarán ligeramente sobre-expuestas y las sombras o luces bajas quedarán un poco sub-expuestas.   Más tarde podremos arreglar estas ligeras variaciones de la exposición con un programa de retoque fotográfico, como Photoshop y dejar perfectamente expuestos todos los elementos de la toma.

Puente Viejo y Matadero. Autor: J.A. López (Lulio)

Es importante tener en cuenta que para hacer este tipo de fotografías es imprescindible usar un trípode, dado que la iluminación es muy baja y las velocidades que tendremos que usar siempre serán muy lentas, entre 1 segundo y 30 segundos.

Museo Guggemheim Bilbao. Autor: J.A. López (Lulio)

Ría de Bilbao (Nervión). Autor: J.A. López (Lulio)

También es importante tener en cuenta que es recomendable usar diafragmas muy cerrados, entre f/11 y f/22 de obturación aproximadamente, para conseguir una gran profundidad de campo y que esté todo perfectamente enfocado, por contra, al utilizar estos diafragmas tan cerrados, nos bajará la velocidad sensiblemente.
Para realizar fotografías de paisaje nocturno el mejor momento es la llamada “hora azul”, momento en el que la iluminación del cielo tiene la misma medición que la luz ambiente, pero hemos de tenerlo todo preparado para realizar las fotos con rapidez, puesto que este momento “mágico” sólo dura unos minutos.    Por lo tanto, haremos todos los preparativos previamente, como son:  elección del lugar apropiado para la toma, medición de la luz del motivo con la iluminación artificial y mediciones continuas de la iluminación del cielo hasta que esté igualado con la iluminación del motivo.    Justo en ese momento disponemos de un cuarto de hora para realizar las tomas, luego el cielo nos quedará negro.

Puente Viejo - Balmaseda. Autor: J.A. López (Lulio)

Para realizar fotografías en interiores, la técnica es exactamente la misma pero no estaremos tan condicionados por la iluminación del cielo, teniendo mucho más tiempo para preparar la toma.
En este caso, si las normas del lugar lo permiten, podremos utilizar un flash para rellenar las zonas más oscuras, aunque, tener en cuenta que si bien, en la mayoría de los museos e iglesias permiten hacer fotografías, siempre está prohibido la utilización del flash.

Ayuntamiento de Balmaseda. Autor: J. Barrutia

En cuanto a la realización de fotografías en espectáculos:  conciertos, teatro, representaciones, etc. que podemos considerar como fotografía nocturna, puesto que no disponemos de iluminación solar y la utilización del flash está totalmente prohibida, porque molesta a los protagonistas y a los espectadores, así que, siempre provistos de un buen trípode y de los oportunos permisos de la organización del evento, llevaremos a cabo nuestro trabajo lo más discretamente posible.

Concierto en la noche. Autor: Pikizu.


En todo este tipo de fotografías utilizaremos un ISO lo más bajo posible para evitar el grano, del orden de 100 a 400, aun a pesar de que las cámaras modernas disponen de ISOs muy elevados y sin apenas grano apreciable, siempre que las velocidades nos lo permitan, utilizaremos los ISOs bajos.

Técnica fotográfica. El retrato.

Anteriormente, tratábamos la composición de una fotografía con la regla de los tercios y ahora vamos a tratar sobre el retrato.
El retrato, en todas sus facetas, es el tipo de fotografía más utilizada.   El 80% de las fotografías que se realizan son retratos:   modelos, familiares, celebraciones, parejas, amigos, etc.

Pero hemos de tener en cuenta que un retrato no es tan sólo la imagen de una persona plasmada en un medio (foto, pintura, dibujo, etc.).    Un buen retrato tiene que definir el carácter de la persona fotografiada y hacerlo de una manera cautivadora, mostrando su personalidad, aficiones, aptitudes, etc.

Autor: Pikizu. Modelo: Mairim Fedes.

Muchas de las fotografías participantes en los concursos fotográficos son retratos.   Otro factor muy importante en la fotografía de retrato es la iluminación.    Por lo general, debe ser lateral y difusa para no “aplanar” el rostro, o sea, mostrar los detalles, la textura de la piel y dándole profundidad a las sombras.    Una norma general de iluminación para todo tipo de fotografías es que la luz principal debe estar situada a 45º lateral y 45º elevada, o sea, en una diagonal de la cámara hacia arriba, con otra fuente de luz en el lado contrario, que será la luz secundaria, de menor intensidad, para suavizar las sombras.    Para conseguir estas luces en casa, se recomienda hacer las fotografías a la luz de una ventana, encendiendo las luces de la casa para suavizar las sombras, por ejemplo.
Los planos que se utilizan en fotografía son los mismos que en el cine, al estar íntimamente ligados en su concepto.    Son los siguientes:  primerísimo plano o plano detalle (ojos, manos, etc.), primer plano (todo el rostro hasta el cuello o pecho), plano medio (hasta la cintura), plano americano (hasta los muslos), plano general (el cuerpo entero) y gran plano general o de situación (la persona entera o grupo incluyendo el paisaje, la habitación, etc.).

Autor: Pikizu. Modelo: Mairim Fedes.

Autor: Pikizu. Modelo: Mairim Fedes.

Un condicionante muy importante para una buena fotografía de retrato es la focal que se utilice.    Los objetivos con focales entre 80 y 150 son los más apropiados para el retrato, evitando, siempre que sea posible, las focales angulares que deforman los rostros, procurando también desenfocar el fondo o que éste sea lo más neutro posible, para no distraer la observación del personaje principal.

Autor: Pikizu. Modelo: Mairim Fedes.

También hay que tener en cuenta la altura a la que se realiza la toma.    Es común ver a padres hacer fotos de sus hijos sin agacharse, por lo que el niño fotografiado queda “pegado” al suelo.    La altura normal de la cámara para una fotografía de retrato, dependiendo de la focal, es la altura de los ojos para un primer plano y a la altura del pecho para un plano general.
Os aconsejamos seguir estos consejos para mejorar las fotografías de retrato de vuestros familiares.

Autor: Pikizu. Modelo: Mairim Fedes.

Técnica fotográfica. La regla de los tercios.

En fotografía, la regla de los tercios es la que divide a una imagen en nueve partes iguales.   Si trazamos dos líneas horizontales y otras dos verticales, de forma que la fotografía quede dividida en nueve partes, que serán iguales, los cuatro puntos formados por las intersecciones de esas líneas son los usados para colocar los puntos de interés de la fotografía.

Cada uno de los cuatro puntos resultantes son denominados puntos fuertes y sobre ellos es donde debemos colocar la parte más importante de nuestra foto.

Es una técnica que se emplea tanto en los paisajes como en los retratos.   En los paisajes se debe colocar la linea del horizonte sobre una de las lineas de fuerza, en la de abajo si queremos resaltar las nubes y en la de arriba si lo más importante es el paisaje.   En los retratos el punto fuerte suelen ser los ojos que se deben solocar igualmente sobre uno de los puntos fuertes.
La tendencia general de todas las personas que cogen una cámara fotográfica siempre es la misma, colocar al sugeto u objeto a fotografiar en el centro de la imagen.    Se debe intentar aplicar siempre la regla de los tercios en la composición fotográfica, aunque también se aplica a la pintura y al cine y sabremos que hemos conseguido dominarla cuando en el momento de realizar una toma fotográfica no pensemos en ella para nada.
Como toda regla, también tiene su excepción, como son las composiciones simétricas, teniendo en cuenta que al principio del aprendizaje se deben observar todas las reglas de composición para luego, cuando ya se dominan, poder experimentar saltándoselas.

En las dos fotos que acompañan a este artículo, vemos como se ha aplicado la regla de los tercios.

En la foto de la flor, el punto fuerte está situado en el círculo de abajo a la derecha, quedando el resto de la fotografía en desenfoque, lo que nos obliga más a fijarnos en el punto dominante.

En la segunda fotografía, de composición vertical, vemos que tiene dos puntos fuertes, uno principal y otro secundario.     El punto fuerte principal es la cabeza del perrito, situado en el círculo superior izquierdo y el segundo punto fuerte, el secundario, está situado en el círculo inferior derecho.

Y os preguntaréis… ¿por qué es un punto fuerte?.    En las fotografías, un punto fuerte siempre es la zona más iluminada, porque la vista siempre se dirige hacia esa zona.     En este caso, se ha conseguido una composición de puntos fuertes en diagonal, ayudado por la mirada del perrito, que dirige la vista en esa dirección.