Balmaseda. Historia

LA VILLA DE BALMASEDA.

El día 24 de enero, la Villa encartada de Balmaseda celebra el aniversario de su fundación como Villa, siendo la primera de Vizcaya en recibir dicho título honorífico.    Con motivo de la celebración del VIII Centenario en el año 1999, se organizaron una gran cantidad de actos, algunos de los cuales todavía perduran, como es el caso del Mercado Medieval y la Representación Popular de los hechos más famosos ocurridos en la Villa a lo largo de estos VIII siglos.
Actualmente no se organiza ninguna celebracíón importante en esta fecha.   El Mercado Medieval se trasladó, primero al mes de marzo y después a mediados de mayo junto con la Representación Popular.

HISTORIA

A comienzos del año 1199, el viernes 24 de enero, el Señor de Bortedo, Don Lope Sancho de Mena, otorgaba el Fuero de Logroño al lugar llamado Valmaseda, que a partir de entonces sería conocido como Villa de Valmaseda.

Maqueta de la Villa de Valmaseda en la época medieval.  Museo de la Historia de Balmaseda,
en la Iglesia de San Juan del Moral en Balmaseda.

Se le otorgó el título de Villa a una población que existía con anterioridad, seguramente desde el siglo VIII, cuando los habitantes de la comarca se asentaron en el lugar y construyeron una fortaleza para impedir la entrada de los mahometanos que venían del sur.    Al serle otorgado el Fuero, los vecinos de la Villa “podían comprar y vender, cultivar y adquirir tierras, ganados y pastos y asegurarse así como personas;  tener alcalde y jurados elegidos por los vecinos;  ser eximidos de portazgos y usar el derecho a cacería, taberna y medidas de grano”.
Fue declarada Puerto-Franco y eso significaba que estaban exentas de pagar diezmos cuantas mercancías se vendían dentro de sus muros, los cuales eran abonados cuando salían de la Villa.    Estas concesiones forales supusieron para la Villa un auge económico merced a las libertades que le otorgaban y en ella se asentaron un numeroso grupo de judíos, posiblemente en el barrio de San Lorenzo.    En el año 1486 hubo un motín antijudío, llevándose el asunto a las Juntas Generales de Gernika.    Al año siguiente, los judíos accedieron a marcharse de la Villa y sus propiedades fueron adquiridas por el Concejo.
La Villa de Valmaseda contaba con una fortaleza situada en un cerro desde la cual partían sendas murallas que, junto con la muralla que bordeaba el río Cadagua encerraban la Villa.    Estas murallas contaban con siete puertas para el acceso.
Valmaseda ha sido una encrucijada estratégica de caminos, siendo el principal la calzada romana que venía desde Herrera del Pisuerga hasta Castro-Urdiales atravesando la Villa, pero también es un punto de comunicación con las provincias de Álava y Cantabria.

Para cobrar los impuestos de la lana castellana camino de Flandes por el puerto de Castro-Urdiales se puso una aduana convirtiendo a Valmaseda en Villa Mercado en el Camino Real.

En el año 1528 se tiene noticias de la existencia de brujas en la localidad, pagando 68 maravedis a Juan de Mitierra para que tañera las campanas durante la noche de San Juan por temor a la celebración de los akelarres.
En el año 1597 se organizaron rogativas y procesiones a la ermita de San Sebastián (monte Colisa, actualmente Kolitza) para evitar los estragos de la peste.    No obstante, en el año 1599 murieron en Balmaseda más de 700 personas por este motivo.
Pocos años más tarde, en 1608, la Villa sufrió un incendio de tales magnitudes que quedó reducida práctimente en su totalidad a cenizas.
A finales de la Guerra de la Independencia, en en año 1808, Balmaseda fue incendiada nuevamente, esta vez fueron los franceses, en venganza por la derrota que sufrieron en la Villa las tropas del general Villatte y pocos días antes de la acción de Espinosa de los Monteros.
El castillo situado al oeste de la población, sobre un cerro, fue totalmente destruido en el año 1837, durante las Guerras Carlistas.

Con la llegada de la Democracia, el Ayuntamiento decidió cambiar la denominación de la Valmaseda original por Balmaseda.

CELEBRACIONES

Los actos de conmemoración del VIII Centenario de la fundación como Villa, comenzaron en 1989, por parte de la Sociedad Cultural Clinex de Balmaseda.   En la portada de su revista semanal podemos ver que por error celebraron el 890 aniversario, cuando en realidad se trataba del 790.   Posteriormente, se siguieron organizando actos todos los años contando con la colaboración del resto de grupos culturales, deportivos, hosteleros de la Villa y el Ayuntamiento de Balmaseda.
Durante esos nueve años, se organizaron actos culturales y festivos que contaron con una gran apoyo popular.    Fueron numerosas las exposiciones, charlas, conciertos, concursos y fiestas populares.

En el año 1999, celebración del VIII Centenario, se hizo cargo de la organización de los eventos el Ayuntamiento de Balmaseda con la celebración del 1º Mercado Medieval y la Representación de la fundación de la Villa de Balmaseda a cargo de más de 200 balmasedanos, dirigidos por José Ángel Ramón (Zarra).    Más tarde, tras el hermanamiento con la ciudad de San Severino Marche (Italia), el grupo del “Palio dei Castelli” de esa localidad, participó en el Mercado Medieval de la Villa durante varios años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s